PNP calificaría de “delincuentes terroristas” a manifestantes para violentar sus derechos

En un escandaloso descubrimiento, el semanario de Hildebrandt reveló los operativos represivos planificados por la Comandancia General de la Policía Nacional del Perú contra las manifestaciones que han sacudido el país desde diciembre de 2022. 

En estos documentos clasificados como “reservados”, se revela una perturbadora estrategia para aplastar las protestas del pueblo peruano. En dicho documento se identifican a dos bandos: las “fuerzas amigas”, que incluyen a la Defensoría del Pueblo, el Ministerio Público y el Poder Judicial, y las “fuerzas adversas”, denominadas despectivamente como “delincuentes terroristas”.

Bajo el pretexto de enfrentarse a supuestos “delincuentes terroristas”, el alto mando de la Policía Nacional planificó acciones represivas. Esta estrategia cuestionable llevó a los agentes policiales a reprimir a los manifestantes como si fueran miembros de organizaciones criminales o incluso “delincuentes comunes” que buscan socavar los intereses del Gobierno.

El Estado, bajo el absoluto liderazgo de Dina Boluarte, presidenta y máxima autoridad de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, tomó la decisión de desplegar a las fuerzas policiales y militares para reprimir las protestas de forma desmedida. 

Esta medida se justificó alegando que las manifestaciones contrarias al Gobierno eran instigadas por presuntos terroristas. Sin embargo, ahora las acciones de Boluarte revelan una estrategia manipuladora que busca sofocar la legítima voz de un pueblo que demanda justicia y cambio.

La presidenta Dina Boluarte no podrá eludir su responsabilidad, ya que ha sido citada por la Fiscalía y deberá comparecer el próximo 31 de Mayo. Estos actos violentos también han llamado la atención de Amnistía Internacional, que ha condenado la represión ejercida durante las protestas.

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Instagram

Más popular