Con solo el 4% del presupuesto usado, el GORE de Puno es ineficiente para combatir la sequía

Según datos del Boletín Estadístico Minero (BEM) del Ministerio de Energía y Minas (Minem), en mayo del 2023 las regiones del país recibieron más de 3,057 millones de soles solo por concepto de actividad minera, lo que incluye regalías y canon minero. En este punto, regiones sureñas como Tacna y Arequipa se disputan los primeros lugares por ser las regiones donde más recursos entran, con 370 millones de soles y 365 millones de soles.

Ahora bien, a pesar de todos estos ingresos, las regiones del sur siguen siendo las más pobres del país. Hay poca infraestructura, en los centros de salud no hay médicos y un bien tan sencillo como el agua es un lujo.

Actualmente las regiones de Puno y Juliaca están sufriendo un estrés hídrico sin precedentes y los más afectados por la sequía son los agricultores. No obstante, a pesar de lo que se espera en medio de esta crisis, el gobierno regional de Puno solo ha gastado el 4% de su presupuesto. De acuerdo con el portal del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Puno cuenta con un presupuesto de 2,680 millones de soles, de los cuales 699 millones fueron destinados para obras. Lamentablemente, solo el 4% de este presupuesto ha sido gastado.

Pero como si fuera poco, recientemente, la administración de Puno pidió al gobierno central la declaratoria de emergencia en la región con presupuesto, ante la emergencia que se está sufriendo con la escasez de recursos hídricos e “implementar acciones inmediatas”. Es decir, ¿Será que no le alcanza con el 96% del presupuesto que no ha utilizado?

Falta acción

El arquitecto Abelardo Quispe llama la atención sobre el problema y advierte que a pesar de los problemas con el agua, el gobierno de Puno no ha tomado acciones concretas para enfrentar la situación. Tampoco hay capacitación a organizaciones sociales fiscalizadoras que exijan la realización de proyectos preventivos.

“Nuestras organizaciones sociales datan de muchos años que han resistido mucho tiempo; sin embargo, la autoridad local debe fortalecer y orientarlas para que sean el motor y desarrollo en esta provincia”, señaló.

Por otro lado, el gerente de Recursos Naturales y Gestión Ambiental del Gobierno Regional de Puno, Wilmán Mendoza Quispe, alertó que el 90% de la población y las instituciones, municipalidades provinciales, distritales y la población en general no están preparados para afrontar la grave situación hídrica hasta el año 2030.

Ante la ausencia de gobierno, un 10% de las organizaciones y la población se ha preocupado por la situación y han implementado planes de gestión en contra del déficit hídrico en la región de Puno. Esto incluso provocó que el gobernador aplicara algunos planes de siembra y cosecha de agua en las provincias; sin embargo, estas acciones serían insuficientes para hacer frente a una posible catástrofe de sequía.

Redacción El Machete

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Instagram

Más popular