Etnocacerismo y Antauro Humala: una peligrosa combinación  

A mí me dan risa las marchas. Yo hago rebeliones. Yo capturo cuarteles”, esas fueron las expresiones de Antauro Humala que se hicieron tendencia esta semana. El líder extremista ofreció una entrevista en la que no dudó de hacer uso de su lenguaje subversivo e instigador. En este punto, salieron nuevamente a la luz dos temas polémicos para el Perú, como son el etnocacerismo y Antauro Humala: una peligrosa combinación.

¿Qué es el etnocacerismo? 

Para hablar del etnocacerismo primero debemos hablar de la raíz de esta idea: Isaac Humala, padre de Antauro y Ollanta Humala. El difunto patriarca defendía la idea de que la “raza cobriza” había sido olvidada por años, por lo que debía “levantarse” y gobernar. Esto, mezclado con otras ideas radicales fue transmitido a sus hijos y años después, en la década de 1990, Antauro terminó fundando el etnocacerismo. 

No obstante, a pesar de que la premisa de esta ideología suena muy bonita si se ve por encima, en lo interno no es más que lo contrario al fascismo. Porque busca que solo un grupo de la población sea enaltecido por encima de los demás, lo que resulta discriminatorio

Más que radicalismo puro, el etnocacerismo persigue una postura autoritaria con enfoque nacionalista. Sus seguidores aseguran que persiguen la justicia social y la inclusión de las poblaciones indígenas, tanto andinas como amazónicas, prometiendo una falsa igualdad. Pero al igual que el fascismo, el etnocacerismo cree en un “líder” carismático y superior. Una figura que se levante por encima de todos y los lleve a la meta final

Lee más: IZQUIERDA VINTAGE DEL PERÚ: ¿QUIÉNES SON?

Lo peligroso de esta idea es que este “líder” imponente quiere concentrar el poder total de las instituciones del Estado. Esto, con la promesa de que solo así se logrará sus objetivos. Por supuesto, esto sería terrible para cualquier país, pero en el Perú terminaría limitando las libertades humanas, porque  los ciudadanos, sean indígenas o no, quedarían marginados. Esta ideología terminaría causando división y fomentando la fragmentación de la sociedad, generando la discriminación de las poblaciones que no pertenezcan a los pueblos originarios

Antauro como “líder”

Pero aún más peligroso que una ideología que fomenta la discriminación, es el líder que persigue imponerla. Antauro Humala es un hombre que siempre ha buscado llegar al poder bajo la violencia. Estuvo 17 años en prisión por los delitos de rebelión, homicidio, secuestro, daños agravados y sustracción de armas cometidos durante el nefasto “Andahuaylazo” en 2005. 

Etnocacerismo y Antauro Humala: una peligrosa combinación  

Como lo dijo recientemente en una entrevista con el periodista Carlos Orozco, Humala no cree en marchas, tampoco cree en la Constitución de 1993. En su lugar, cree en “rebeliones” y “alzamiento en armas”. Es decir, que sus años en prisión no sirvieron de nada para quitarle esas ideas radicales de violencia, sino que las incrementaron. 

Es tan radical y destructivo que ni siquiera los demás partidos de izquierda lo toleran. Y no es de extrañar ya que, para Humala, Perú Libre y sus líderes, en especial Pedro Castillo “son unos ineptos”. “Yo soy cosas más contundentes. Me levanto en armas. Combato a balazos”, insiste el etnocacerista con orgullo. Su desdén hacia las manifestaciones sociales, que llama “marchas callejeras”, no es más que una burla hacia las víctimas que dieron su vida para pedir un cambio en el país.

Lee más: (VIDEO) ANTAURO HUMALA: “ME DAN RISA LAS MARCHAS, PORQUE YO HAGO REBELIONES”

La clave en este tema es que los peruanos deben estar con los ojos bien abiertos. El país ya se ha llevado suficientes decepciones con políticos que prometen igualdad, inclusión y reivindicación de derechos. Por lo tanto, este discurso “emotivo” de Antauro Humala no debería confundir. El autoritarismo y la violencia no deben ser formas de gobierno que se permitan en el Perú, menos aún con ideas que fomentan el odio y la discriminación de clases. Pues entonces no estaríamos yendo hacia el progreso, sino hacia el retroceso. 

El Machete

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

Comments

Instagram

Más popular